jueves, mayo 5

Un poco de historia

Andrea y yo nos conocimos recién el año pasado, en una de sus esporádicas visitas a Concepción. A ella no le gusta mucho venir, le trae malos recuerdos. Yo, por el contrario, amo mi ciudad, que creo está cada día más linda.

Bueno, nos conocimos en uno de esos carretes en casa de una amiga en común y el enganche fue rápido. "Parecen pololas", nos dijeron. Esa noche, entre copa y copa, nos dimos cuenta de que ambas tenemos un par de cosas que decir, cosas que nos hinchan y que nadie quiere escuchar porque hablar en serio es una lata. Sobre todo entre copas con los amigos, donde el tema preferido suele ser el Reality de turno y quién de los conocidos se casó o va a ser papá. A mi me interesan esas cosas a veces, es rico ponerse al día con las copuchas de la gente conocida. Pero la risa tonta me aburre, me agota. Me gusta creer que la gente tiene más sustancia.

En fin, nos conocimos y una vez que nos dimos cuenta de que nos sentimos atoradas con tanta opinión o queja, entre talla y talla salió la idea de escribir un boletín. Los problemas eran dos: los sucios pesos y cómo diablos distribuirlos con ella en Santiago y yo en Concepción. Y la idea quedó en el aire por unos buenos meses.

En diciembre Andrea saltó con la idea, luego de ver a un amigo hacerlo, de usar internet: económico, masivo y más interactivo. Y ella se hizo cargo porque yo de computadores, nada.

Claro que nos falta mucho por hacer. Unas de las cosas de que nos dimos cuenta es que ella y yo somos bien diferentes. Yo soy la conservadora y ella es la liberal. Rara vez estamos de acuerdo en algo (ni hablar de sus últimos posts). Tal vez en el futuro nos pongamos a respondernos unas a otras, que era la idea inicial pero por tiempo (las dos atoradas) no ha sido posible. No siempre estamos en desacuerdo, pero cuando lo estamos es bien entretenido y podemos discutir sin enojarnos, que es más que lo que muchas personas pueden decir.
Lamentablemente por tiempo no escribimos muy seguido, además nos llaman la atención cosas distintas así que el debate no es siempre posible. Me llamó la atención que Andrea no publicara algo con respecto al incidente de la píldora del día después, pero dijo que no tuvo tiempo. Así son las cosas no más.

Andrea: Con respecto al debate, es verdad que fue una vergüenza. Pero te aseguro que al menos el 50% de la población, ese grupo que está encantado con estas dos mujeres, lo encontró brillante y dice que las mujeres hablan bonito. Dijiste al final que después de esto ganó Lavín y yo digo ojalá (y tú lo sabes). De hecho, si el rumor circulante es cierto me encantaría que se hiciera público y tiraran a Piñera, que a mi juicio lo haría mejor. Pero otro gobierno de la Concertación, ¡Uff que mal! En fin, que lata que el evento en Casapiedra no se televisó. De ahí si que hubiéramos sacado material para el blog. Pero al menos se 'agarraron', eso ya es algo.

Con respecto a tu último post, el amor pasa por ser capaz de reprimir esos instintos cuya existencia no niego. Pasa por comparar a tu pareja con otra persona pero al final decir "de verdad que X es encantador/a, pero yo me quedo con mi pareja porque la quiero y no la voy a cagar". Tú misma lo dijiste aluna vez asi que que conste que la teoría es tuya.

Eso por ahora. Si me pilla mi jefe...

2 Comments:

Anonymous Distémper said...
main

Por fin entiendo el por qué de este blog a dos manos. Insisto en exigir más posts.
Respecto a la alternancia en el poder, no podría estar más de acuerdo... Pero sólo si nuestra derecha fuera digna de un país civilizado. La derecha chilena está por desgracia sustentada en colaboradores de un régimen bien monstruoso. Nunca han renegado de él y sólo el año pasado con el Informe de la Tortura y el Banco Riggs marcaron distancia del Viejo.
Confieso algo: soy un maldito conservador y me gustaría alguna vez votar por una derecha evoluciobada tipo PP español. Pero así como vamos siempre termino votando por los comunista
Saludos.-

06 mayo, 2005 16:15  
Blogger Pablo said...
main

Oh! Se pusieron las pilas escribiendo... ya estaba bueno ya! Ya comentaré los otros posts si puedo aportar en algo.

Les cuento que el debate en el seminario de revista Capital SI se televisó, pueden leer mi artículo y resumen al respecto en mi blog.

Ahora... y aquí me voy a mandar las partes... tengo clarísimo que no voy a votar por Lavín por la siguiente razón: me mato si dos semanas después de que Lavín asuma, un perro gigante va a dejar al congreso una ley llamada "Tolerancia cero". Con el tema de la delincuencia, la derecha puede usar el miedo para convertirnos en una sociedad enferma como la gringa. Es cosa de ver a Paz Ciudadana. Miedo con eso.

Y lo del rumor circulante... es impresionante como ha cundido!! jajajaja

07 mayo, 2005 13:27  

Publicar un comentario

<< Home