jueves, marzo 31

En respuesta a un comentario recibido

Sucedió lo que tarde o temprano tenía que suceder al hacer públicas las propias opiniones: recibí un comentario en referencia a mi post sobre El Código DaVinci, en el cual se me hacen ciertas críticas. Dado que siempre he considerado el debate como algo enormemente enriquecedor, decidí responder a dicho comentario en este nuevo post.


Perdóname que te diga que te contradices en varias de las cosas que dices,empezando por el hecho de afirmar que "El Código Da Vinci" es una obra de
ciencia ficción.

En ningún momento me referí a esta novela como obra de ciencia ficción. Ciencia ficción, para quienes estén interesados en saber, se define según la RAE como:


"Género de obras literarias o cinematográficas, cuyo contenido se basa en hipotéticos logros científicos y técnicos del futuro."


Yo afirmé que es una obra de ficción. No es lo mismo. Sigamos con el comentario.


¿No es el mismo Dan Brown quien escribe algo así como: "Hechos, los datos incluidos en este libro son verídicos"? ¿Es entonces una novela de ciencia ficción o el informe de una investigación oscura?

Afirmar que los hechos narrados a continuación son verídicos, incluso en una obra de ficción, es un recurso literario válido que data muchos siglos. El nombre de la rosa, texto sobre el cual escribí un comentario hace ya un par de semanas, parte diciendo que los hechos narrados se encuentran escritos en un manuscrito auténtico elaborado por un monje en la Edad Media. también Los viajes de Gulliver parten de la premisa de ser una narración fidedigna de hechos verídicos. Podría dar muchos más ejemplo pero no los quiero aburrir. La razón por la cual esta afirmación resulte tan molesta en este libro en particular es que toca temas que llegan a la sensibilidad de mucha gente. La religión siempre ha sido un tema complejo y que elicita reacciones viscerales.


Luego, eres de la teoría de que el libro ha causado revuelo por ser un best-seller, pero yo creo que la verdadera causa (y en realidad estoy repitiendo lo anterior) es el hecho de que Brown afirma que lo que escribe es una verdad que había estado oculta por la Iglesia, y todo lo demás. El ser un best-seller es en realidad una consecuencia de toda la polémica que ha causado, y casi podría afirmar que Brown dice lo que dice por un simple propósito comercial.

Aquí en realidad entra el tema del huevo y la gallina. ¿Fue la polémica lo que hizo al best-seller, o fue el best-seller lo que generó la polémica? Sea cual sea la postura que se asuma, la frase en itálicas me da la razón: el Sr. Brown supo muy bien qué y cómo escribir para que su libro se vendiera como pan caliente.


Tercero, no sé si te has enterado, pero ya el Vaticano emitió un veto contra el libro por el hecho de que hay quienes quieren que el libro sea lectura obligatoria en las escuelas. Al parecer, tu información sobre Mons. Bertone (no Sr. Bertone) no está del todo actualizada.

La verdad es que no me había enterado. Cuando escribí el post (17 de marzo) el Vaticano acababa de emitir un desmentido contra el Cardenal Bertone. Por lo tanto, mi información en ese momento sí era actualizada. Después de eso me desentendí del tema y en dos semanas pasan muchas cosas. Sin embargo, sí mencioné que el origen de esta nueva arremetida era el deseo de incluir el texto en las lecturas de algunos colegios. Y omitir el título que se da al Sr. Bertone en la Iglesia es algo válido, aunque desagrade a algunos.


Ah, por último: YO SOY DEL OPUS DEI, y sé que muchas (si no todas) de las cosas que dice Brown de nosotros son mentira. ¿Acaso no tengo autoridad para defender lo que me pertenece?

¿Autoridad? No lo sé. Que una persona adhiera a un credo no le hace necesariamente experta en éste. ¿Derecho? Absolutamente. ¿Defender? Yo en ningún momento hablé mal del Opus Dei. Lo único que hice fue mencionar que, cuando El Código Da Vinci se publicó, el Opus Dei emitió declaraciones al respecto. En cuanto a la última frase, las personas son adherentes /adeptas a una religión o credo y no al revés. Me parece arrogante querer adjudicarse señoría sobre una creencia que muchos comparten.


Espero que razones un poco antes de hablar de nuevo acerca de este libro, que hay que reconocer que tiene una excelente narrativa.


Mi argumentación fue absolutamente racional. Quienes la lean con atención notarán que el tema de fondo ni siquiera es la religión, sino el deseo de pasar por encima del derecho que tienen las personas a escoger la lectura que les plazca.

1 Comments:

Blogger Pablo said...
main

Bueh... cosas que pasan.

En todo caso, es algo inevitable suscitar polémica "religiosa" cuando tocas un tema como este... tú misma lo mencionaste como una de las fórmulas de éxito del libro.

Sólo quisiera decir dos cosas:

1. Que debo aclarar que somos muchos los católicos (tengo 23 años y soy católico practicante, sigo la espititualidad de San Ignacio de Loyola) que esperamos y trabajamos con fe por una Iglesia con una cara renovada para los tiempos de hoy. Que no estamos por las censuras, por los vetos, sino por el diálogo y la apertura.

2. Que estoy muy de acuerdo contigo: La Última Tentación de Cristo es una muy buena obra. Yo ví la película... me pareció interesantísima. La ví con mi Comunidad de Vida Cristiana y un curita que nos asesoraba.

Sé que tu comentario no era religioso, en serio, pero te juro que en ocasiones como estas no puedo quedarme callado. Estoy aburrido de que tantas veces se muestre, particularmente aquí en Chile, una cara de la Iglesia que no es la única.

Muchas gracias.
(y visita mi blog!!)

02 abril, 2005 01:21  

Publicar un comentario

<< Home