jueves, junio 23

Estupidez x 2

Aunque ya lo más fuerte ha pasado, esta vez quiero referirme a dos temas que me han estado dando vueltas los últimos días. En forma son radicalmente diferentes, pero tienen en común la suprema idiotez de sus protagonistas.

1. El robo de la escultura de Rodin
Quiero suponer que todos sabemos de qué hablo y que no es necesario entrar en detalles. Sé también que las opiniones con respecto a cómo sancionar a Luis Onfray están divididas: hay quienes opinan que debería ir a prisión y quienes creen que eso sería demasiado, votando en cambio porque se le exija hacer algún tipo de servicio público. A mí lo que queda son dos cosas:

- En El Termómetro el martes (o lunes, no recuerdo bien) la pregunta fue: “El robo de la escultura de Rodin ¿Acción de arte o delito?” A mí la sola noción de enaltecer este hecho –que las mismas autoridades de la ARCIS califican como “acto delictual”- me parece una soberana estupidez. La verdad es que poco me importa la explicación que dio el estudiante para justificar su proceder. Un estudiante de arte debería saber mejor que nadie las consecuencias que puede traer una acción de este tipo. Debería también mostrar un mínimo de respeto hacia el trabajo de un “colega” (no es que lo esté poniendo en el mismo nivel que Rodin, en ningún caso). Además de la imagen que proyecta nuestro país a nivel mundial (no voy a entrar en la responsabilidad del museo), ¿qué hubiese sucedido si la escultura hubiese resultado dañada, producto de esta broma de mal gusto? En este programa, a mí me quedó la impresión de que Antonio Becerra (señor que se cree artista porque embalsama perros) quiere poner a Onfray casi en la categoría de héroe incomprendido, bajo el argumento de que “el arte es transgresor”. Ok, señor, entiendo su punto, pero no toda transgresión es arte. Hay transgresiones que no son más que rebeldía o falta de materia gris. A mi parecer, este niñito se quedó en esta última categoría. Cualquier persona con medio dedo de frente, preocupada por la falta de seguridad en nuestro Museo de Bellas Artes, hubiese escrito una carta al Sr. Ivelic, hablado con los guardias, escrito una carta a algún medio de comunicación, etc. Opciones había, y todas más inteligentes que robarse la escultura.

- Para mí, el tema real es la exposición. Discutíamos el lunes con una amiga que este personaje ahora será siempre recordado como “el que robó la escultura de Rodin”, lo cual ella argumentaba es algo negativo. Yo difiero. Alguien dijo alguna vez (no recuerdo quién, pero es alguien conocido), que es preferible que hablen mal de ti a que no hablen de ti en absoluto. En diez años más, suponiendo que Onfray sea relativamente bueno y logre montar una exposición, la gente recordará este incidente y dirá “ahhh, este tipo es el que robó esa escultura. Quiero ver lo que está haciendo ahora.” Un mal nombre es mejor que ningún nombre, sobre todo cuando existe una polémica en cuanto a su calidad de artista incomprendido o delincuente. Me resulta irónico que, independientemente de la sanción que le impongan, este “genio” sale ganando.


2. La campaña contra el SIDA
Me queda claro que el ilustrísimo Ministro de Salud, señor Pedro García, suma y sigue. Tal vez su más recordada intervención fue la de las vacas, pero recordemos también el incidente de las vacunas. Ahora sale con que se ha decidido aplazar la campaña contra el SIDA programada para julio de este año, bajo la excusa de no convertirla en un tema de discusión político ni valórico. Dado que las elecciones son en diciembre, esto significaría aplazarla hasta el próximo año y quedarnos sin campaña el 2005. La idiotez de este argumento quedó de manifiesto cuando los candidatos declararon que esto no puede ser, que el SIDA es un tema importante y la campaña debe seguir independientemente de la situación política. Incluso algunos miembros de la Concertación se le tiraron encima.

Aclaremos una cosa: el SIDA es un tema que debe tomarse con la más absoluta seriedad. Es una enfermedad que en nuestro país va en aumento, en gran parte por falta de información (aunque también por irresponsabilidad dentro de la población informada). Me importa un huevo el debate que pueda surgir, producto de la nueva campaña: es más, lo espero con ansias. No se puede dejar de educar a nuestro país sobre esta enfermedad, para no enojar a algunos sectores ni perjudicar la campaña de cierto personaje; es una irresponsabilidad tremenda y una falta de criterio.

Mi parte favorita de sus declaraciones es que esta postergación estaba “cien por ciento acordada”, sin nada que discutir, lo cual claramente fue echado por tierra el día de hoy, cuando las autoridades declararon (frente a la cantidad de críticas recibidas) que la campaña seguirá según se había planificado originalmente. ¡Qué falta de organización! También me resulta gracioso que diferentes medios de comunicación criticaran la primera decisión, considerando que muchos de éstos suelen boicotear lo que no se ajusta a sus preceptos valóricos.

4 Comments:

Blogger Distemper said...
main

Respecto al tema 1, me asombra cómo nadie aún baraja la hipótesis de que esto no se trató ni de una acción de arte ni un robo planificado, sino de la pachotada de un pendejo borracho que luego de haberse tomado hasta el agua del florero en un cóctel comenzó a vagar por el museo y decidió echarse la escultura a la mochila. Y luego inventó la excusa de la acción de arte para no irse preso. Por supuesto sujetos como Becerra (en el mismo saco meto a Luizo Vega) son mercenarios del arte cuyo fin es engatusar a seudo-rupturistas con pocos dedos de frente y su opinión es interesada y poco seria.

Respecto al tema 2, sólo decir que es insólito que en una campaña vacía como ésta se intenten evadir los únicos temas que separan a los candidatos, los valóricos. Seguir discutiendo sobre si se promueve el uso del condón en una campaña del Sida demuestra un provincianismo que aterra. Otra cosa: que El Mercurio y Canal 13 critiquen la postergación de la campaña me parece una 'caraderrajez' insólita, considerando su historial de saboteos al respecto.

Saludos.-

24 junio, 2005 10:40  
Blogger tuto said...
main

No es raro que nuestra clase política "politice" todos los temas no importando su real dimensión social y/o cultural...

Pasó con la descontaminación de ciudades como santiago, chañaral y arica... Pasó con las vacunas y la leche... en fin... pasará con el sida y seguirá acontenciendo con todo...

Es triste, pues los medios festinan con el circo y la gente se empacha con el pobre espectáculo...

Saludos cordiales

24 junio, 2005 15:22  
Blogger katinita said...
main

Hola,

LLegué aquí desde Distemper, primer avisita en tu casa y leí NNNN rato tu blogg. Me encantan los temas que reflexionas y tus posturas sobre ellos, curiosamente coicndo con la estupidez gigante de lo de Rodin, y SIDA. Tb en la valoración de la amistad que haces antes, y que si pierde Lavín... ¡qué bueno que pierda!. En fin, te visitaré.
katina

27 junio, 2005 18:46  
Blogger Lino Solís de Ovando G. said...
main

Ese es el criterio de Madonna, la cantante, que decía que siempre es bueno que hablen de ti, independiente de que sea para algo bueno o malo. Criterio que podría estar ocupando por estos días personas como la promotora Pamela Díaz. Yo creo que es un criterio astuto, cumple los fines con rapidez, pero no sé si éstos tengan persistencia en el tiempo.

Otra cosa: si de tonteras hablan, no hay que olvidar la campaña del Instituto de la Juventud que fue censurada. La de la famosa raya en el culo.

28 junio, 2005 11:40  

Publicar un comentario

<< Home