lunes, abril 24

Imperdible

Cuando tenía unos 12 años cayó en mis manos una película de la que nunca antes había oído, protagonizada por John Cusak -ese niñito lindo de muchas películas ochenteras que desapareció del cine por cerca de un decenio- e Ione Skye (a quien nunca más vi).

La película era Say Anything, traducida al español como Un gran amor y al chilensis como Digan lo que quieran. La historia es en verdad muy simple y se han filmado millones de cintas que giran en torno a lo mismo: una historia de amor entre un chico apático y confundido (Lloyd Dobler) y la cerebrito del colegio (Diane), a quien ha admirado en secreto por muchos años.

Si me preguntaran por qué me gusta tanto esta película, no podría definirlo exactamente, pero es lejos una de mis regalonas y no me canso de verla. Acá no pegó mucho, según entiendo, pero en yanquilandia fue todo un jit, y con razón. ¿Cómo no enamorarse de ese chico que hace los mil y un esfuerzos por conquistarla? Lloyd Dobler se convirtió rápidamente en el pololo de muchas niñas preadolescentes y se entiende, con esa ternura.

La película entera está repleta de clásicos que yo, en lo personal, no olvidaré jamás. O sea, ¿cómo olvidar esa escena en que él se ubica bajo la ventana de ella, sujetando uno de esos armatostes -las radios 'portátiles' de esa época- por sobre su cabeza, dedicándole In Your Eyes (tema por el cual conocí a Peter Gabriel) a todo volumen? ¿O el final de la fiesta, cuando la toma en sus brazos para que no pise los vidrios botados en la calle? ¿Han visto a un hombre más paciente al momento de enseñarle a una mujer a conducir? Y ¡¡por favor!!! la gran frase que no sé por qué no fue incluida en la lista de 100 grandes citas del cine: She gave me a pen. I gave her my heart, she gave me a pen.

Y la frase freak:
Lloyd : Oh... you must think I'm a dick.
Diane : No, Lloyd, we shared the most intimate thing two people can share...
Lloyd : You shared it with a dick.

Podría babosear durante horas sobre esta gran película, pero no seguiré dando la lata. Sólo recomendar de manera enfática que, si no la han visto, la busquen. Y si la encuentran, avísenme porque yo muero por tenerla.

4 Comments:

Blogger haroldo salas said...
main

Me pareció ver dos payasos con cara de susto,
cerrando el local.
Disimulá, llevan los trajes puestos,
van para el circo a buscar los camellos.
Lucen un poquito espantados,
salidos de un cuadro que se esta por borrar
Disimulá que estan muy transpirados,
llevan un balde con papel picado.

Buena letra
Saludos

25 abril, 2006 00:57  
Blogger c'est moi? said...
main

AHHHHHHHHHH!!!....a mi esa película eme encanta!!! y nunca lo haiamos comentado!!!...yo me topé con ella un dia haciendo zapping en el cable, y como me gusta John Cusak la dejé puesta...
Hermosa demasiado linda, y Lloyd derrite cualquier corazón..

26 abril, 2006 16:30  
Blogger Pau said...
main

No recuerdo esa película de Cusack... tendré que revisarla.

Lei tu post de la marihuana, me encantó tu sinceridad respecto al tema.
También fumo (sólo cigarros) y siempre me cuido de respetar al otro, especialmente si estoy en casa ajena.

Saludos.

26 abril, 2006 16:51  
Blogger Felipeiglesias.cl said...
main

Has pensadoq ue el fin de tus días se acerca?

Saludos, el Cerdo manáger!

28 abril, 2006 11:28  

Publicar un comentario

<< Home