lunes, octubre 17

Viajar en tren -viajar en tren- es de lo mejor...

Uno de los pocos servicios públicos nacionales –si no el único- que funciona bien (si no fuera por el casi…) es el metro de Santiago, el que sirve diariamente a cientos de miles de chilenos a través de sus tres líneas activas. Tenemos además el orgullo de contar con uno de los metros más lindos (paredes, vagones y estaciones limpios), y el convenio de la institución con las bibliotecas públicas para habilitar el famoso Bibliometro ha sido copiado en Madrid.

Ahora, a un par de meses de la inauguración de las nuevas líneas de este servicio que unirán el sector sur de la ciudad con el centro y el oriente (y espero que en algún momento no muy lejano, también a Maipú), somos testigos una vez más de la suprema idiocia del chileno que no sabe cuidar lo propio.

Cuando me enteré por los noticieros que están robando cables del metro y apedreando los vagones nuevos, estuve al borde de un soponcio. Puedo entender actitudes agresivas y destructivas –aunque no las justifico en ningún caso- en ciertos grupos hacia los bienes personales de otros, que no aportan ni desaportan al bien común y que muchas veces provocan un sentimiento de rabia y resentimiento entre quienes carecen de ellos.

No obstante lo anterior, me resulta imposible comprender estas conductas hacia un bien común que facilitará la vida a cientos de miles de personas diariamente al hacerles más expedito el transporte hacia sus respectivos lugares de trabajo y hogares. Cualquiera que haya pasado 1 hora colgando en una micro a las 18:00 rumbo a la plaza de Puente Alto (tras esperar 25 minutos a que la dichosa micro pasara) sabe de qué hablo. Encuentro imbécil e inhumano privar a tanta gente de esta bien merecida comodidad -que de comodidad no va a tener tanto, porque les aseguro que los vagones irán llenísimos- y del derecho a descontar un promedio de 1 1/2 hr diaria a su tiempo tradicional de trayecto.

No sé si a los demás le sucede, pero yo un par de días atrás estaba contentísima porque podría visitar a mis amigos si perder tanto tiempo… ahora me da miedo que me llegue un piedrazo. ¿Qué pasa si a los geniecillos se les ocurre robar los cables? ¿Quedaremos parados a mitad de trayecto sin nada que hacer? No es posible que a tan buen plan ya sus propios beneficiarios le estén poniendo trabas, saboteando su funcionamiento y -de paso- haciendo perder una suma importante de dinero que -como todos sabemos- en este país no abunda.

Al mismo tiempo, el Transantiago está ya en su fase inicial… ¿cuánto nos van a durar los buses bonitos, sin ningún grafitti?

14 Comments:

Anonymous Cecilia said...
main

Al escuchar la noticia me emputecí de tal manera! .. cómo era posible!! ... es que mi sentido común me dice que el metro es beneficio y por lo tanto no me cabe en la cabeza que antes de la inaguración se robaran los cables y más de una vez.
Supongo además que los "extractores de cables" son del sector.

Por otra parte los graffitis en los implementos Transantiago ya son un hecho. Los paraderos están rayados, y las nuevas micros si no estuvieran cuidadas creo que también (aunque me parece haber visto un 'reporteros' que hablaban de eso)
Y sobre ese nuevo sistema de transporte .. por cómo va a empezar, la verdad es que le tengo Cero fe!

(que pesimista ando hoy!)

18 octubre, 2005 08:46  
Blogger Willy said...
main

ya lo comenté en el blog de Marce Paz, en medio de su día de furia... hay huevones (perdón, yo sé que te molesta que se huevonee a la gente, pero NO hay otra palabra...) que no se merecen las cosas buenas que hay en la ciudad... si hay algo que me emputece es lo poco agradecida, lo poco cuidadosa que es la gente con los servicios públicos o con aquello que nos beneficia a todos (ya sea metro, teléfonos públicos, micros, pasarelas, bancos de la plaza, luminarias, etc.) Demuestra con creces la anticivilización y poca cultura que poseemos en Chile... de todos los defectos que tenemos, como sociedad, éso es lo que más me da rabia: el hecho de que no podamos tener nada bonito, nada decente, nada bueno y eficiente, porque altiro se lo roban, lo rayan, lo rompen...

(y yo tampoco creo que el Transantiago resulte demasiado... a lo más al principio, pero como siempre, la cosa se va a chacrear, y vamos a terminar con un caos igual al actual, pero con micros más grandes y de color verde con blanco...)

18 octubre, 2005 10:14  
Blogger tuto said...
main

Hola,

siento que esas estupideces son parte de nuestra indiosincracia... Lo chaquetero, la envidia son parte de nuestra forma de vivir como sociedad y en algunos casos se manifiestan de estas maneras cavernarias, pues no tienen otro modo de expresarlas...

:-(

saludos cordiales

19 octubre, 2005 09:46  
Blogger TiNO RO said...
main

Claro es de sentido común que los mismos usuarios cuiden de las cosas ya que redunda en su propio beneficio.

Pero el sentido común es el menos común de los sentidos. (qué le vamos a hacer)


Saludos,
Tino RO

19 octubre, 2005 23:12  
Blogger marcela paz said...
main

concuerdo plenamente con todo lo que has dicho.
y además cuando escuche que se roban los cables.. pensé ¿pa qué te sirve un cable de 10cm de diamentro? o sea, lo puedes vender por partes, te tienes que dar la paja de cortarlo para venderlo por cobre, y el cobre asi vendido como metal lo pagan super mal; en definitiva, el robo de esas cosas es una soberana maldad.

en fin, como dijo el Tino, que poco común se ha vuelto el sentido común.

saludos.

20 octubre, 2005 09:19  
Blogger Soorikeit said...
main

no se, ojala que duren, lo malo es que no se si vana ahaber sufivcientes en la mañan
si no van a faltar , si no se va a quedar gente abajo

20 octubre, 2005 18:25  
Blogger Distemper said...
main

Espero que estos colombianos del Transantiago le den una lección a los mafiosos de los micreros (y a los medios que han hecho lo posible por sabotear el proyecto), y puedan sostener un servicio limpio, rápido y decente. No sé cómo es que en Chile nos acostumbramos a una locomoción colectiva que da vergüenza. Ahora bien, el lumpen debe estar sobándose las manos pensando en cómo hacer mierda los buses nuevos. Por desgracia es algo que se tolera ea aras de 'la libertad y el derecho a expresarse'. Así, tirarle una piedra al carro o rayar entero el vagón es una expresión de disconformidad. En fin, ojalá salga algo bueno de todo esto.

Ah, este link está notable, con la historia del metro, diseños antiguos e incluso el plano de la misteriosa Línea 3.

Besos.

21 octubre, 2005 11:06  
Blogger Willy said...
main

Gracias Distémper por el link, ya me imaginaba que ÉSE, precisamente ése, iba a ser el recorrido de la Linea 3... justo el que me sirve a mi!!!

Maldición!
Esto es una conspiración en mi contra!

Imagínate lo espectacular que sería... bajarse del metro y derechito a Las Lanzas! ja ja ja ja...

21 octubre, 2005 11:18  
Blogger Soorikeit said...
main

para que el viaje en tren (que es de lo mejoR) SEA MAS MODERNO, REVISE SU MAIL, QUE LE DEJE UN REGALO MUISCAL

21 octubre, 2005 15:47  
Blogger Leónidas said...
main

No es posible que un delincuente pueda agarrar a piedrazos un tren impunemente. Ya está bueno, creo yo. Las personas honradas vivimos detrás de las rejas y los antisociales andan por ahí tirando piedras y robando cables. Y esos son los más suavecitos.

Hay que devolver las cosas a como deben ser. Los que deben sentir terror, son los delincuentes. A largo plazo, hay que corregir las desigualdades sociales, de acuerdo. Pero en lo inmediato, a quien agarra un tren a piedrazos, hay que sacarle lo que es cresta.

22 octubre, 2005 20:31  
Blogger Cheshire said...
main

Hola, tanto tiempo :o... varias cosas:
1º lo dicho, que tiempo sin leerte, encuentro genial que hayas linkeado esta página en tu blogg original...
2º encontré de lo mejor el link a la RAE, jaja... me sirvió :P
3º De los piedrazos... si alguna vez haz viajado en MetroTren sabrás que no es primera vez que se les ocurre lanzar piedras a un bagón en movimiento. En el medio onterior es una especie de deporte diria yo... tienen vidrios ultraduros que aguantan, por suerte
4º las personas idiotas (si merecen llamarse personas, claro) abundan lamentablemente... habria que juntarlos a todos y tirarlos a una isla a que no molestaran, ajajjaja... es broma ;P

Saludos!!:D
JCM

23 octubre, 2005 15:52  
Blogger Saori said...
main

Hola Andrea! por aqui puedes llegar a mi blog

saludos y nos vemos (ya me llego tu mail, ahi veremos cuando se pueda).

23 octubre, 2005 19:28  
Blogger Felipeiglesias.cl said...
main

Bueno, yo siempre lo he dicho: a los falutes de mierdas hay qeu quemarlos por antisociales.

De lo contrario, mandarlos a algún campo de reclusión donde les enseñen las palabras "prógimo" y "propiedad".

Barsas del orto!

23 octubre, 2005 23:25  
Blogger interticio said...
main

Serio el tema que propones, muchas aristas que ánalizar para poder entederlo en su raíz y así proponer y encontrar soluciones.
Lo que si me queda claro es que de seguir de éste modo nuestra convivencia ciudadana lo único que vamos a lograr es que aparezcan grupos tipo escuadrones de la muerte como en Brasil y que intentaban eliminar a los niños de la calle y así evitar sus robos, asaltos y vagancia. Todo avalado por la desidia del estado de enfrentar los problemas de pobreza y marginalidad (que no son sinónimos)
Y a proposito, acabo de llegar de Chillan y el tren en que viajé de regreso, al menos recivio 2 pedradas, una próxima a Curio y la otra llegando a San Bernardo, casi entre en pánico, sólo me calmo el enterarme que las ventanas eran de policarbonato dobles

24 octubre, 2005 22:02  

Publicar un comentario

<< Home